LA BIOKASA
Casa Escuela Sustentable
BIOKASACURSOS Y TALLERESPERMACULTURAGALERÍAAGROURBANOHIDROPONIADIRECTORIO
HIDROPONIA
 

¿QUÉ ES LA HIDROPONIA?
 
Es el cultivo de plantas en ausencia de tierra, con absorción de los nutrientes de soluciones acuosas que circulan en un soporte de arena o gravilla: la hidroponía permite gran producción en pequeño espacio.
La hidroponía o agricultura hidropónica es un método utilizado para cultivar plantas usando soluciones minerales en vez de suelo agrícola. La palabra hidroponía proviene del griego, hydro = agua y ponos = trabajo. Las raíces reciben una solución nutritiva equilibrada disuelta en agua con todos los elementos químicos esenciales para el desarrollo de las plantas, que pueden crecer en una solución mineral únicamente, o bien en un medio inerte, como arena lavada, grava o perlita, entre muchas otras, combinando la hidroponía con un buen manejo del invernadero se llegan a obtener rendimientos muy superiores a los que se obtienen en cultivos a cielo abierto.
La mayoría de los cultivos comerciales hidropónicos utilizan sustratos sólidos para el sostén de las plantas y que las mismas estén bien asentadas. Son cultivos sin suelo, en lo que respecta a no contener suelo natural. Perlita agrícola, fibras de coco, turba1 o lana de roca, son sustratos de gran uso en lo que se denominan cultivos hidropónicos.

CURSOS EN LA BIOKASA
 
 

Por supuesto, los cursos que se imparten en la BIOKASA, en la delegación Cuauhtémoc del DF, son amenos y prácticos, propiciando el aprendizaje para diseñar y cultivar tu propio huerto urbano ecológico, así como armonizar los valores de la permacultura en su cuidado.
Es una enseñanza tanto práctica como teórica, que prepara al alumno para iniciar un proyecto de huerto ecológico urbano y/o de cultivo extensivo en parcelas o jardines.
Es una forma sencilla, limpia y de bajo costo, para producir vegetales de rápido crecimiento y generalmente ricos en elementos nutritivos. Con esta técnica de agricultura a pequeña escala se utilizan los recursos que las personas tienen a la mano, de bajo costo y alta rentabilidad, como materiales de desecho, espacios sin utilizar y, claro está, aprovechando de un modo sumamente útil su tiempo libre.